Receta de pan de espelta ecológico

Pan de espelta eco

Difficulty: Fácil
Personas

4

servings
Tiempo

1

hour 

¿Sabes cuál es el pan de espelta? ¿Ya lo has probado y quieres saber cómo preparar el tuyo propio? Lo cierto es que es un pan con grandes beneficios para la salud, ya que la espelta (Triticum spelta) tiene un aporte nutricional mayor que el de trigo u otros cereales que han sido más modificados a lo largo de los años. La harina de espelta permite hacer panes tradicionales con una textura buenísima y es un cereal que apenas se ha modificado, ideal para cuidarse.
En Planeta Granel te damos la receta para que aprendas cómo hacer pan de espelta ecológico y tradicional paso a paso.

Ingredientes

  • 200ml de agua tibia

  • 2,5g de levadura de panadero fresca

  • 275g de harina de espelta

  • 10 g de sal

  • 3 g de levadura de panadería fresca

  • 500 g de harina de espelta

  • 325 ml de agua tibia

  • Un poco de harina o semolina fina para esparcir en la mesa

  • 1 cucharadita de aceite de oliva

Pasos

  • ¿Cómo se hace el pan de espelta? Para empezar tendrás que hacerte con todos los ingredientes indicados para hacer un pan, materiales y espacio necesarios. Es esencial que te asegures de que los ingredientes que adquieres sean ecológicos. Podrás saber que lo son si los compras a pequeños comercios locales que trabajan directamente la tierra o si ves el sello que garanti
  • Primero hay que hacer la masa madre el día de antes de hacer el pan de espelta ecológico. Para hacerla, agrega la levadura en una parte del agua tibia (es necesario que no llegue a los 40ºC) y mezcla.
  • En un bol grande vuelva la harina de fuerza de espelta o trigo y añade la mezcla anterior, con la levadura y el agua. Ahora añade el resto de agua tibia de los 200 ml del principio y mezcla bien. Amasa en el cuenco hasta que quede una mezcla que sea muy pegajosa. Tapa la masa con un paño o trapo limpio y deja que repose en un sitio cálido durante unas 12 horas para que fermente.
  • En cambio, si te preguntas cómo hacer pan de espelta ecológico en panificadora porque dispones de una, entonces directamente introduce los ingredientes para hacer la masa madre en la panificadora y pon el ciclo de amasado. Tapa la masa como hemos indicado antes y déjala reposar durante medio día.
  • Al día siguiente o pasadas estas 12 horas, ya puedes ponerte a hacer el pan de espelta. En un bol grande añade la harina de espelta y vierte una parte del agua indicada para hacer el pan, procura que te quede una tercera parte de esta para más adelante, y mezcla bien, esta vez puedes usar una cuchara de madera, ya que todavía no se trata de amasar.
  • Enharina bien tus manos para hacer una bola con la mezcla de harina y agua que acabas de hacer en el cuenco. Asegúrate de que quede homogénea, tapa el bol con un paño y deja que repose durante 20 minutos. Después, añade a esta mezcla los 125 g de masa madre que habías dejado fermentando el día anterior, la levadura de panadero fresca, la sal, y la mitad del agua que te queda.
    Si te sobra masa madre, que seguramente sea así, podrás usarla para hacer otros panes o recetas similares.


  • Esparce la semolina fina o harina en la mesa y amasa sin parar durante 10 o 15 minutos. Ve estirando y retorciendo la masa en algunos momentos y sigue amasando para que quede con cierta elasticidad y lisa.
  • Elige un bol o cuenco grande y añade el aceite para cubrir su superficie con una capa fina. Cuando esté bien cubierto el recipiente con el aceite coloca la masa hecha una bola, tápalo con un paño y deja que fermente en un lugar cálido durante 2 horas y 30 minutos, lo importante es que la masa se haga el doble de grande.
  • Cuando la masa duplique el volumen, amasa otra vez durante varios minutos en la mesa o encimera enharinada. Es el momento de darle la forma que prefieras al pan, como redondeada o de barra. Cuando tenga la forma que deseas, vuelve a cubrirlo, esta vez sobre la mesa enharinada, y deja que repose por 20 minutos más.

  • A continuación, coloca papel de horno en una bandeja y espolvoréala con la semolina. Deja el pan sobre ella y acaba de darle la forma que quieras. Cúbrelo y deja que repose durante 1 hora y 30 minutos más.
  • Precalienta el horno a 200 ºC y coloca un recipiente con agua caliente en la parte de abajo del horno, de esta forma se creará humedad que ayudará a formar la corteza.
  • Haz unos cortes en el pan con un cuchillo, en el centro en forma de cruz si es redondo o en diagonal si es en forma de barra. Introduce el pan en el horno ya precalentado y deja que se hornee durante 30 o 40 minutos, hasta que esté dorado.
  • Pasado este tiempo saca el pan y golpéalo en la base, si suena hueco ya estará cocido. Si no suena así, entonces todavía necesita un rato más de horneado, así que introdúcelo de nuevo en el horno y ve sacándolo cada pocos minutos hasta oír que suena hueco al golpearle la base.

  • Una vez esté listo, sácalo del horno y déjalo sobre una rejilla para que se enfríe bien y ya estará listo para comer. Pueden pasar varias horas hasta que esté suficientemente frío para que la masa esté bien para comer. Además, hay quien prefiere dejar el pan de espelta ecológico en una panera toda la noche para comerlo al día siguiente, pues así estará en un punto delicioso.

Video

Notas

  • Es un pan muy sabroso y con muchos beneficios para la salud, debido a su riqueza nutritiva.
  • Cabe tener en cuenta que tostado aún potencia más sus aromas.
  • Contiene gluten por lo que no se recomienda para los celíacos, aunque la espeta es un cereal mejo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *